Errores que no permiten que las finanzas crezcan

Te propongo un ejercicio de autoevaluación para darnos idea cómo estamos manejando nuestro dinero. ¿No cuentas con un diagnóstico claro de tu situación financiera? ¿No planificas tus gastos con un presupuesto? ¿En ocasiones, gastas más dinero del que percibes?

¿Usas las tarjetas de crédito como una extensión de tu salario? ¿Te ha pasado que compras cosas que no necesitas? Si te resultan familiar dos o más de estas preguntas, ¡aguas! porque puedes estar cayendo en los errores financieros más clásicos.

Para poder tomar acciones encaminadas a mejorar la relación con nuestro dinero, primero tenemos que estar claros en dónde estamos parados.

Haz una relación de todos los gastos fijos, revisa tus coberturas de  seguros, anota las fechas de vencimiento, el status de tus tarjetas de crédito, suma a cuánto ascienden tus deudas, que rendimientos te da tu afore actual…

Esto te ayudará a hacer conciencia de los gastos que estás haciendo y permitirá ver si hay algunas cosas que puedes modificar para mejorar.

Por ejemplo, mi plan de celular estaba incrementando demasiado, pagaba mensualmente de 300 a 500 pesos más porque no alcanzaba a llegar al mes sin rebasar mis datos incluidos, y dependiendo los que consumía me cobraban. Ajusté al siguiente nivel del plan, pago 100 pesos más, pero tengo el doble de megas y ¡ya no pago nada más extra! Es mi triunfo financiero más reciente.

En fin, siempre habrá pequeños cambios que pueden ser aliados para nuestros bolsillos.

Otro punto crucial es ser honestos con nuestros ingresos y amoldarse al presupuesto mensual que tenemos. Si gastamos como si ganáramos más, siempre estaremos en deuda, y eso de llegar a la quincena y solo cobrar para pagar no está lindo.

La recomendación sin duda es planificar los gastos haciendo un presupuesto, se viene la temporada de fin de año, y es buen momento para hacerlo. ¿Cómo administraremos el aguinaldo, la caja de ahorro o el dinero extra que puede haber en estas fechas? Puedes aplicar la regla 50/30/20 que significa 50% para los gatos necesarios como alimentos, servicios o renta; 40% para  los gastos que no son indispensables, como los regalos navideños o algún merecido auto regalo, y 20% ¡para ahorrarlo!

Éste es un hábito que si no lo tienes, es importante empezar a cultivar, proponte metas de ahorro a corto y mediano plazo para iniciar, quizá puede ser un excelente propósito de año.

Otro punto que no quiero dejar fuera es que a veces utilizamos las tarjetas de crédito como si fueran una extensión de los ingresos ¡y no es así! La tarjeta es un instrumento financiero que puede ser muy útil si se usa de manera inteligente e informada.

En fin, no te autosabotees financieramente, empieza a identificar qué errores estás cometiendo con relación a tu dinero, y modifícalos. Es un maravilloso momento para iniciar el 2020 con cambios positivos, deudas pagadas, finanzas administradas y metas claras.

¿Te gustó este post?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

Lucía Quiroga

Escrito por Lucía Quiroga


Periodista y Consultora de Comunicación, Relaciones Públicas y Medios con 15 años de experiencia en el ámbito profesional.
Cuenta con una licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Ha sido reportera de periódico El Universal y el diario Reforma.
Tiene un Máster en Comunicación Corporativa, Publicitaria y Política por parte de la Universidad Complutense de Madrid, así como uno en Relaciones Públicas brindado por la Escuela de Mercadotecnia y la Universidad de San Diego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compensará Movistar a sus clientes

¿Cómo afrontar la Cuesta de Enero y no morir en el intento?